Split en 1 día

Split en 1 día

En  cada guía se lee que la ciudad de Split ha nacido en el palacio del emperador romano Diocleciano, uno de los edificios mejor conservados y más impresionantes de la época romana en Europa. También puede leer que en 1979 la Unesco declaró casco antiguo de Split, incluyendo el palacio de Diocleciano, Patrimonio cultural de la Humanidad. Sin embargo, Split no es una ciudad-museo, sino un lugar lleno de vida que florece entre las capas históricas de sus edificios.
¿Cómo conocerla en un sólo día?  Tarea difícil.

La primera regla –empiece por los monumentos más importantes, el Palacio de Diocleciano y el casco antiguo de la ciudad, incluyendo el paseo marítimo más importante de la ciudad - Riva. El segundo "anillo " incluye Marjan y, dependiendo del tiempo disponible, puede visitar una de las playas de la ciudad, por ejemplo, Bačvice, famosa por "picigin",  un juego único que ha sido inventado aquí. Algo que hay que tener en cuenta en esta visita rápida es que la parte más importante de la vida urbana tiene lugar precisamente en esta zona, por lo que no será un paseo sólo de monumento a monumento, sino también una oportunidad para unirse al pueblo de Split, en su vida cotidiana.

Aunque el casco antiguo  de la ciudad dentro y fuera del Palacio  le pueda parecer un laberinto, en realidad es fácil de ubicarse. Antes de iniciar el recorrido, le recomendamos una visita a uno de los Centros de Información Turística en Riva y en Peristilo, donde se pueden obtener folletos, un mapa de la ciudad y toda la información que necesita.
Una gran ayuda pueden ofrecerle los paneles informativos City Light , situados en puntos clave.

Empiece su paseo desde la maqueta del casco antiguo en Riva, y desde el panel que representa la reconstrucción del Palacio de Diocleciano. Pasee por el paseo marítimo Riva hacia el oeste, junto a los  muchos cafés y tiendas, disfrute de la vista de la fachada sur del Palacio y del puerto de la ciudad. El camino les va a llevar por las plazas de la ciudad, como la Plaza de la fruta o la Plaza del Pueblo, y más adelante por la muralla norte del Palacio, la mejor conservada.

Para tener "buena suerte" y que se cumplan sus deseos no deje de tocar el dedo pulgar del pie de la grandiosa estatua de Gregorio de Nin, obra del gran escultor croata Ivan Meštrović.Frente a Usted apunta a la magnífica puerta de Oro, que en la época romana llevaba hasta Salona, la ciudad romana más grande en la costa este del Adriático, y que utilizaba sólo el emperador Diocleciano y su familia.

Entre de manera imperial por la puerta en el Palacio y visite sus calles y plazas antiguas y medievales, atraviese la calle más estrecha de la ciudad, " Déjame pasar", justo al lado del antiguo Templo de Júpiter. "Piérdase“en el laberinto del antiguo piso imperial y déjese llevar en su camino a través del Vestíbulo a Peristilo, la plaza imperial central.

Peristil es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura romana tardía, con una esfinge egipcia de 3500 años y junto a la cual se levanta el campanario de la Catedral de San Domnius (Duje en croata), el patrono de Split.
Esta iglesia se encuentra en el antiguo mausoleo imperial, lo que la hace  uno de los edificios cristianos más antiguos del mundo.
Durante el verano, todos los días al mediodía, pueden asistir a un cambio de guardia de los soldados de Diocleciano, y presenciar el saludo del mismo emperador a los ciudadanos e invitados.

Luego, camine de nuevo hacia Riva, esta vez a través de los sótanos del Palacio de Diocleciano, antiguamente utilizado como almacén para las necesidades diarias de los residentes del Palacio, en la actualidad uno de los mayores atractivos turísticos de Split, donde se grabaron escenas de la conocida serie " Juego de Tronos".

Un lugar que no debe perderse es el mercado principal de la ciudad, conocido como el "Mercado" (Pazar en croata), lugar en el que encontrará una explosión de colores, olores y sabores de Dalmacia y del Mediterráneo.
Desde el mercado de nuevo, a través de la Puerta de Plata, entre en el Palacio de Diocleciano y por la calle principal romana, "Decumanus“, vaya hacia la puerta occidental, la Puerta de Hierro.  Mire hacia arriba y trate de adivinar la hora exacta en el viejo reloj, uno de los pocos con 24 dígitos.

Frente a Usted encontrará la Plaza del Pueblo, o simplemente Pjaca como la llaman los residentes de Split. Es un lugar donde, desde la Edad Media, se desarrolla la vida social urbana. En la plaza está el antiguo ayuntamiento de estilo gótico. Desde la Pjaca siga hacia el mercado de pescado, llamado „Pescadería“ con 120 años de antigüedad y, a través de la animada calle Marmontova, siga hacia Prokurative, una plaza maravillosa muy similar a aquella veneciana de San Marcos.

Si aún le sobra tiempo, puede ir a explorar el antiguo puerto pesquero Matejuška, el antiguo cementerio en el parque Sustipan, o dar un paseo por el antiguo barrio Varoš hacia el Belvedere en el monte Marjan, que ofrece panoramas espectaculares de la ciudad, junto a la cual hay un antiguo cementerio judío del siglo XVI.
Para terminar su recorrido puede pasear por la costa oeste donde se encuentra el Paseo de la fama del deporte de Split que lleva los nombres de todos los ganadores de medallas olímpicas. O puede simplemente sentarse en uno de los cafés y disfrutar del pasatiempo favorito de los residentes de Split – tomando un café y viendo la vida ruidosa  alrededor.

Compartir:

Reflejos

Apúntate al newsletter